Desarrollar o comprar un sistema de gestión empresarial

planAceptar que su empresa requiere de un sistema de gestión empresarial para maximizar su potencial es un gran paso, pero es apenas el primero.

 

Una vez que ha tomado la decisión de implantar un sistema administrativo en su empresa, es momento de decidir si se debe adquirir una solución existente o, si se debe desarrollar una a la medida.

 

En el caso de las micro y pequeñas empresas esto no es un tema de debate, puesto que los costos de desarrollar un sistema a la medida son demasiado altos para ser rentables. A su vez, esto no quiere decir que estas empresas no puedan encontrar una solución de excelente calidad, únicamente que por cuestiones de costos deben limitar sus opciones a soluciones con alcances preestablecidos.

 

Un ejemplo de una excelente solución para las micro y pequeñas empresas es Pymesoft: http://www.pymesoftca.com/pymesoft/pymesoft_paquetes.html

 

Mientras tanto, las empresas medianas y grandes si cuentan con la posibilidad de considerar la opción de pagar por el desarrollo de una solución diseñada específicamente para su negocio.

 

Sin embargo, ¿realmente vale la pena?

 

Hace una década se podía justificar dicha inversión en el caso de muchas pymes con suficiente poder adquisitivo, e inclusive en el caso de algunas empresas de gran tamaño con necesidades muy específicas, pero con los avances que se han dado en software comercial para la gestión de empresas, ya no es necesario.

 

Puede que las soluciones existentes no cubran todos los aspectos que su negocio requiere, pero existen soluciones que ofrecen administrar los aspectos administrativos contables utilizando su capacidad original y, que cuentan con la posibilidad de ampliar su funcionalidad a través de “add-ons” diseñados con el propósito de cubrir las necesidades particulares de ciertos giros de negocios.

 

Un ejemplo de un software que funciona de esta manera es SAP Business One.

 

Sap Business One se encarga de todos los aspectos administrativos contables de una pyme pero, cuando esta requiere de un sistema que integre estos aspectos con otras áreas, como en el caso de puntos de venta, negocios en la industria automotriz y firmas de abogados (entre muchos otros giros de negocio), un tercero autorizado como Software & Consulting Group puede diseñar una solución capaz de administrar los demás aspectos del negocio y hacer que esta se integre con la funcionalidad existente.

 

Se puede percibir esta alternativa como un punto medio entre adquirir una solución existente y el desarrollo de una solución completamente nueva. El costo varía y, dependiendo del sistema base, este puede traer muchos beneficios adicionales. Además, en muchos casos ya se han creado soluciones complementarias para un giro de negocios, y estas se encuentran disponibles para ser adquiridas e integradas a un sistema en poco tiempo.

 

Mientras tanto, las empresas grandes también cuentan con opciones similares en caso que prefieren reducir los costos de inversión y obtener los beneficios de adquirir un software que se va a mantener actualizado conforme pasa el tiempo.

 

Los beneficios principales de adquirir un software desarrollado por un tercero suelen ser el costo, el mantenimiento y las actualizaciones de este. Mientras tanto, un software desarrollado desde cero puede que permita lograr más de lo que es posible al utilizar una solución comercial, se expanda con una solución complementaria o no, y permite una mayor flexibilidad sobre cómo se administra el código.

 

Hoy en día son pocas las compañías que necesitan una solución diseñada de cero, pero la gran mayoría si requiere de una solución que abarque más que las funciones administrativas contables básicas del negocio, por lo cual la mejor opción para la mayoría de negocios es optar por una solución que se encargue de los aspectos administrativos contables y crear o adquirir una solución que permita expandir la funcionalidad de esta.